"UNA SALVACIÓN TAN GRANDE"

separator

Jonathan Sanchez – Pastor de AWC

“UNA SALVACION TAN GRANDE”

¿Cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron. Hebreos 2:3

En el año 2011 estuve como misionero en Panamá, donde viví experiencias de mucha bendición. Pero hubo una experiencia que no se borrara de mi corazón. El ultimo día que estuve en Panamá le dije a un amigo que me esperaba en la frontera de panama-Costa Rica que me iría en el ultimo bus, que llegaba a las 8: 00 p.m., así que en el transcurso del día aproveche hacer todas las diligencias que aun tenia pendiente, y tome el ultimo bus, y mientras íbamos en el viaje, poco a poco  venía quedando dormido. Hasta que finalmente quede completamente dormido, de pronto desperté, la persona que iba a mi lado era otras, y toda la gente que vi en el momento de abordar el autobús era diferente, entonces me levante y le pregunte al cobrador del auto bus, Cuanto hace falta para llegar a la frontera? y el me dijo:  hace 2 horas dejamos la frontera, estamos llegando al puerto. Familia desde ese día ya no me volví a dormir en un bus.😅

😴Verdad que en la vida Espiritual pasa lo mismo, muchas veces hemos dormido, sin saber que el tiempo se esta pasando tan rápido.😪

Pero la gran salvación proclamada en el evangelio fue traída a la tierra no por un ángel, sino por el Hijo de Dios en persona. Por lo tanto, no debemos  tratarla con ligereza.  De allí su advertencia urgente: “¿, cómo saldremos absueltos nosotros si descuidamos tan gran salvación?” (BJ). La gran salvación de la cual habla el evangelio, era “anunciada primeramente por el Señor”. Por supuesto que había sido proclamada de antemano por los profetas, pero hasta la venida de Cristo, cuando la promesa dio lugar a su cumplimiento, no pudo ser efectivamente acercada. La nota de cumplimiento fue oída cuando Jesús vino a Galilea después del encarcelamiento de Juan el Bautista, “predicando el evangelio del reino de Dios, diciendo: El tiempo se ha cumplido y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos y creed en el evangelio” (Mr. 1:14s.) y cuando en la sinagoga de Nazaret leyó las palabras de Is. 61:1. que anunciaban “buenas nuevas a los pobres” y “libertad a los cautivos” y proclamaban “el año agradable del Señor”, y las continuó con la declaración “Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros” (Lc. 4: 18.).

Este día no descuides tu salvación, aprovecha cada momento para estar en conexión con el Cielo.